CERRAR

Información importante sobre Cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Acceso para propietarios
Búsqueda
AVANZADA
Búsq. AVANZADA

Blog

Entradas del mes de Julio del año 2016

  • Sin comentarios

    Cuando vienes a San Sebastián, lo primero que hay que visitar es la famosa playa de La Concha. A la altura de la mitad del paseo, a escasos 30 metros, está La Casa de Ane. Se trata de un coqueto apartamento para 4 personas ideal para disfrutar de unas vacaciones en San Sebastián y de su playa más representativa.   APARTAMENTO LA CASA DE ANE Características Superficie 65 m2 Habitaciones  2 Personas 4 Baños 1 Parking incluido en el precio RESERVAR   La Casa de Ane, llamado así en referencia a su dueña, es un apartamento coqueto y con mucha personalidad. Cuenta con un espacio diáfano que integra salón, comedor y cocina, además de dos habitaciones dobles, una con cama de matrimonio y otra con dos camas individuales. La estancia principal cuenta con grandes ventanales desde los cuales se accede a la terraza, un pequeño e íntimo espacio que genera un abiente especial. El apartamento está exquisitamente decorado por Ane, que le ha conferido un aspecto muy personal y confortable. La Casa de Ane cuenta con dos características que pueden hacerla la elección ideal para tus vacaciones en San Sebastián: La primera es que, incluído en el precio de reserva, cuenta con una plaza de parking privada, lo cual es una gran ventaja y un ahorro en caso de venir en coche, dada la dificultad de aparcamiento en el centro de la ciudad. La segunda es su espectacular terraza en cubierta con una panorámica de la bahía de La Concha, una ubicación ideal para disfrutar de eventos como los fuegos artificiales en Semana Grande o las Regatas de La Concha.   LA BAHIA DE LA CONCHA.  Sobre la zona donde se encuentra el apartamento La Casa de Ane, hay que darle todo el protagonismo a la bahía de La Concha, la estampa más conocida de San Sebastián. En la bahía, con una línea de playa de 2000 metros, encontramos múltiples puntos de interés que repasaremos de este a oeste. Monte Urgull. Es el monte del extremo oriental, en cuya falda se encuentra la Parte Vieja. Es conocido por su antiguo fuerte y por la figura de 16 metros de altura del Sagrado Corazón de Jesús, que corona el monte.  Merece la pena subir para dar un paseo y disfrutar de las vistas de la bahía que ofrece. Puerto. El pequeño puerto donostiarra, dedicado principalmente a embarcaciones de recreo. Podemos encontrar pequeños restaurantes donde encontrar delicioso pescado a la parrilla. Desde el puerto se coge el catamarán, que tiene un servicio regular a la isla santa Clara. Playa de La Concha. La playa más famosa y la que más visitantes atrae. No en vano, es una de las playas urbanas más bonitas del mundo. Tiene una longitud de 1400 metros, que varía en función de las mareas. Indispensable tomarse un baño en sus aguas. Paseo de La Concha. Desde el puerto hasta el extremo de la playa, discurre este precioso paseo desde el que se puede disfrutar de las vistas que ofrece la bahía. En el paseo encontramos puntos tan interesantes como el edificio racionalista del Club Naútico, los jardines de Alderdi Eder, la famosa barandilla de La Concha, o los famosos relojes (uno temporal y otro metereológico) sobre pilares en el centro de la playa. Palacio Miramar y pico del Loro Entre las dos playas que conforman la bahía, La Concha y Ondarreta, encontramos el Pico del Loro, llamado así por una antigua ermita dedicado a la Virgen de Loreto. Se trata de un pequeño saliente de roca que divide  las dos playas. Siempre que la marea no sea muy alta o viva, se puede cruzar de una a otra. Isla Santa Clara Es la famosa isla frente a La Concha y Ondarreta. En ella encontramos una pequeña playa, un pequeño bar y un merendero. Se puede llegar de varias formas, incluso nadando, aunque lo más cómodo es el servicio regular de transporte desde el puerto. Playa de Ondarreta La playa más occidental, de unos 600 metros de longitud, es una playa más informal, pero igualmente utilizada por los donostiarras. Destaca la escultura de la Reina Maria Cristina que encontramos en los jardines del paseo. Peine de los vientos. En el extremo más occidental encontramos el Peine de los Vientos o Peine del Viento, la famosa escultura de Chillida que simboliza el punto de unión entre el mar y la tierra a través de sus tres famosas figuras. Monte Igueldo. Por último, encontramos el monte occidental que cierra la bahía desde el oeste. Indispensable subir y visitar el curioso parque de atracciones de principios del siglo XX. Para subir al parque se recomienda utilizar el funicular que va desde la falda del monte hasta el mismo parque.   Con la brisa y sin prisa  
    Leer artículo