CERRAR

Información importante sobre Cookies

Este sitio web utiliza cookies propias para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

Acceso para propietarios
Búsqueda
AVANZADA
Búsq. AVANZADA

Blog

OS PRESENTAMOS NUESTRO NUEVO APARTAMENTO, BIDEA. 
Sin comentarios

MONTE IGUELDO, UNA VISITA OBLIGATORIA EN SAN SEBASTIÁN

San Sebastián tiene muchos sitios que visitar. Tanto si no has venido nunca como si no es tu primera vez hay lugares a los que hay que volver. Desde Always Easy hoy queremos destacar uno especial, con magia y desde el que se puede ver la panorámica más bonitas de la ciudad. Hablamos del Parque de Atracciones del Monte Igueldo.

Lo primero que hay que saber es que, tal y como lo conocemos hoy, se inauguró junto con el Funicular en 1912. El torreón, visible casi desde cualquier punto, es una réplica del torreón que acogía el faro de Igueldo en el S.XVI. 

En su inauguración el parque albergaba, aparte de alguna atracción, un casino. Sin embargo fue cerrado en 1925 porque se prohibió el juego. En aquella década ya había atracciones que siguen funcionando a día de hoy como La montaña suiza o el rio misterioso. Con el tiempo se fueron añadiendo más atracciones e incluso dos salas de cine que cerraron en los años 60.

No te puedes perder...

La Montaña Suiza (que no rusa) fue construida en 1928 y es la montaña rusa de acero más antigua del mundo que aún funciona. Imprescindible subirse a ella... aquí  tienes su leyenda... 

El Río Misterioso. Otra de las atracciones de los años 20... ¡conoce a su famoso cocodrilo!

El Gran Laberinto. Atracción de 1930, piérdete por sus pasillos y sus imposibles y acabaen su tobogán! 

El Torreón. Súbete paa ver las excepcionales vistas del Golfo De Vizcaya... mientras subes podrás ver la exposición sobre nuestras costumbres.

Pero, ¿por qué es tan especial visitarlo?

En primer lugar porque es uno de los sitios preferidos de los donostiarras. Prácticamente todos nosotros guardamos buenos recuerdos de las visitas con nuestros padres cuando somos pequeños. Es un lugar al que todos tenemos cariño. 

Aparte de ello, poder subir en el funicular hasta el mirador, tomarte un café en su restaurante mientras disfrutas de unas vistas de película es algo que no tiene precio. Muchas de las preciosas postales de la ciudad tienen como foto este precioso lugar.

 

 

Para llegar hasta allí hay varias opciones:

La primera de ellas es el Funicular, inaugurado en 1912. El mismo se puede coger desde la Plaza del Funicular, situado detrás del club de tenis. Su precio oscila los 3 euros para adultos y 2 para niños. 

También se puede subir en el autobús número 16. Se puede coger desde la Plaza Gipuzkoa, en pleno centro de la ciudad, y también en la Playa de la Concha, a la altura de la discoteca Bataplán. El precio es de 1.75€ por persona.

Por último podremos acceder en coche por la carretera que va hacia el Faro de Igueldo. Una vez lleguemos al parque veremos una caseta donde nos cobrarán 2.30€ por persona. 

Compartir:

Comentarios

Escribe un comentario

Los campos marcados con * son obligatorios